¿Ransomware en tu celular? Aquí te decimos qué es y cómo funciona.

Los teléfonos Android se han convertido en un objetivo popular y muy lucrativo para los hackers gracias al continuo crecimiento del uso de dispositivos móviles.



Como de película, el ransomware es un tipo particularmente perverso de malware (o software malicioso) que puede adoptar diversas formas. Las variaciones más comunes son:

  1. Ransomware criptográfico: se adueña y controla el dispositivo y cifra los archivos para impedir que puedas acceder a ellos. Esta clase de ransomware ataca más a los PC.

  2. Ransomware bloqueador: deniega el acceso al dispositivo (a menudo, bloqueando la interfaz de usuario o colocando una ventana superpuesta) en lugar de cifrar los archivos. Este tipo de ransomware es el más habitual en teléfonos Android y otros dispositivos móviles.

La manera de operar es que un equipo secuestra la información, exige el pago de un rescate para recuperar los datos y evitar otros daños colaterales.


El año pasado, el promedio de lo que se pedía en los rescates se disparó hasta sobrepasar los 1000 $. Si no pagas, te arriesgas a perder los archivos para siempre, pero si pagas no hay garantía de que los vayas a recuperar.


Cabe destacar también que el ransomware NO es un virus, sino un tipo de malware.


Aunque ambos comparten el objetivo común de infectar y destruir la vida digital de los internautas, los virus son capaces de replicarse a sí mismos y causar estragos en el sistema.


Cómo proteger un dispositivo Android del ransomware


  1. Descarga las aplicaciones de fuentes de confianza

  2. Haz una copia de seguridad del dispositivo Android.

  3. Instala las actualizaciones del dispositivo.

  4. No compartas información personal.

  5. No guardes las contraseñas.

Dado que los ataques de ransomware aumentan a una tasa anual del 350 % y que se espera que las pérdidas económicas derivadas de los ciberdelitos asciendan a los 6 billones de dólares anuales en 2021, la ciberseguridad cobra más importancia que nunca.


Además, en nuestros teléfonos cada vez guardamos más información confidencial, así que no hay excusa para no aprender a proteger un dispositivo Android.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo